La música en el siglo XXI es de lo mas variada.A los estilos que nacieronen el sigloXX,

se le añaden otros innovadores y originales.




music_note_jammin_md_wht.gif
external image images?q=tbn:ANd9GcTYWgvr2zTu7kUzFWheAumtUGyo7cPtlVj7M43KZUKEgyTMBYCl

Musica-207.gif


La música de los comienzos del siglo XXI es una amalgama de tendencias divergentes y hasta contrapuestas en las que resulta difícil encontrar un hilo conductor. Frente a la nueva complejidad, sin duda heredera del estructuralismo, se encuentran nuevas simplicidades, corrientes místicas, neopoéticas, el fenómeno del borrowing o música sobre músicas como reflejo de la intertextualidad y la interculturalidad y los intentos más o menos logrados de fusión, así como las músicas sónicas y del paisaje sonoro. Todo ello, en un contexto sociológico, el de la cultura de masas, en el que la música de investigación creativa se diferencia netamente de otros productos musicales de consumo. Probablemente, sólo la cercanía haga aparecer como caótico un proceso que seguramente es mucho más coherente.Así, el rock, el punk, el pop, el grunge o el jazz conviven con tendencias más recientes. Todos tienen éxito, aunque unos lo tengan más que otros. Hay música para todos los gustos y lo mejor es que la moda es que no hay moda. En el siglo XXI uno puede pasear con una camiseta de Nirvana o Metallica, algo totalmente actual, mientras otros disfrutarán de la música más discotequera del momento.

Nota_musical_roja_girando.gifexternal image images?q=tbn:ANd9GcQu0Nhs4FPf6gkZ9UM1mOhqdeZXsM-g6e1GMfFJC-y4VRMKFc_qNota_musical_roja.gif

La música de hoy en día está, a menudo, relacionada con las ciencias y con las nuevas tecnologías. Las creaciones, técnicas y medios más recientes no son más que un reflejo de la música actual y presagian lo que serán las melodías en el futuro. En pleno siglo XXI, destaca la música electroacústica, el desarrollo de programas informáticos de composición, así como las innovadoras formas de escuchar música gracias a los nuevos medios en audio. También señalaremos el personaje floreciente del compositor que emerge por Internet. Además está la aplicación de la Inteligencia artificia la creación musical, lo cual produce debate.
Entre las nuevas tendencias musicales en este siglo XXI, encontramos por ejemplo la fusión del flamenco con el “chill out” o lo que es lo mismo el flamenco chill. El público suele disfrutar de esta música cuando en un determinado momento de un festival llega el momento de la música relajante. A este estilo musical primero se le llamó “ambient” y más tarde “chill out”. Un grupo importante de flamenco chill, que está ganando cada vez más fama y popularidad es “Chambao”.

external image musica80594.png



Cambios o transformaciones

en la música del siglo XXI


Sin embargo, el siglo XXI está siendo testigo de una serie de amenazas para la música. Las tecnologías de la información han cambiado nuestros hábitos y costumbres de la vida cotidiana, de nuestro trabajo y de nuestro ocio. Internet es el máximo exponente de esta revolución tecnológica. Un mundo lleno de posibilidades donde casi todo es posible.
Estas transformaciones han tenido también repercusión en el mundo de la música. Y es que la digitalización ha cambiado la forma de concebir la música. Con un ordenador conectado a Internet se puede acceder a un amplísimo mercado de ficheros musicales de forma gratuita. La Red de redes ha avanzado muy deprisa y este es el origen del problema: la industria musical no ha sabido adaptarse a este cambio. Digamos que “le ha pillado desprevenida”.
Por otra parte, la digitalización permite realizar copias de compactos digitales, lo que ha creado un mercado ilegal de la música alimentado por mafias internacionales en la mayoría de los casos: es el conocido Top Manta.
En este contexto de revolución tecnológica nace el fenómeno de la piratería, que ha puesto en jaque a toda la industria musical y se ha convertido en el mayor lastre de la historia de ésta. Para algunos es un negocio, para otros la ruina; muchos lo ven como una forma más fácil de acceso a la cultura y otros muchos lo ven como un delito. El debate se ha abierto en nuestro país y ya ha llegado al Gobierno, que ha tomado ya las primeras medidas contra algo que considera un atentado contra la Propiedad Intelectual.

musica_1.jpg
muka_2.jpg
musica.jpg







musica-35.gif



MUSICA DEL AÑO 2001